romero
Introduce aquí el subtítular

ROMERO

(Rosmarinus officinalis)


Familia: Labiadas

Especie: Rosmarinus officinalis

Nombre: Romero Romaní Erromero Alecrim Rosemary Romarin, Rose marine Rosmarino Rosmarin 
  Longevidad: perenne
Altura: hasta 1,5 m
Floración: en zonas templadas, prácticamente todo el año. En zonas frías, de finales del invierno a mediados de otoño.
Hábitat y lugar de origen: Terrenos secos, rocosos. Se encuentra naturalizado en zonas templadas de todo el mundo, especialmente en Europa mediterránea, N de África, SO de Asia.
Descripción: Arbusto denso y aromático de aspecto espigado que conserva todo el año las hojas y el color verde. Tallos leñosos y ramificados, hojas estrechas y agudas, con margen recurvado y envés blanquecino, en ángulo muy cerrado con el tallo. Las flores forman grupos y pueden ser blancas, lilas, azules e incluso rosadas, ligeramente moteadas, con cáliz bilabiado y dos medios estambres.
Componentes activos: Aceite esencial (cuanta mayor luz recibe la planta, mayor es la concentración de aceite), ácido rosmarínico, glucósidos flavónicos, principios amargos y alcaloides (rosmaricina).
Aplicaciones terapéuticas: Con el aceite esencial se prepara alcohol de romero, utilizado para prevenir las úlceras de los enfermos que deben pasar tiempo en cama. También es útil para tratar dolores reumáticos , lumbalgias, etc. y se emplea, en fricciones, para combatir la alopecia. La infusión de hojas de romero alivia la tos y es buena para el hígado y para atajar los espasmos intestinales. El humo de romero sirve como tratamiento para el asma. El alcanfor de romero tiene efecto hipertensor (sube la tensión) y tonifica la circulación sanguínea.
Aplicaciones culinarias: El agradable aroma del romero y sus propiedades digestivas lo convierten en un condimento ideal para platos fuertes y grasos. Combina a la perfección con platos en los que interviene el tomate. Buena elección para codimentar las aves asadas.
Aplicaciones mágicas: Es una de las plantas favoritas del saber mágico popular. Se utiliza, tal vez por sus propiedades aromáticas, para purificar y proteger personas y lugares. Antiguamente, se quemaba en las habitaciones de los enfermos, para purificar el ambiente. Al igual que otras labiadas aromáticas, se utiliza para invocar la buena salud y se echa al agua del baño para purificarla. También se dice que fortalece la memoria y que oler su madera con frecuencia conserva la juventud.